domingo, 24 de junio de 2012

DIALOGANDO CON LOS INDIGNADOS DEL MUNDO


¡No a la minería anti-vida!
 
Se suponía que la economía estaba al servicio de la humanidad, pero resulta que la humanidad es la que está al servicio de la economía. "No somos antisistema, el sistema es anti-nosotros". Se acabaron los sueños de un mejor mañana, ¿qué nos queda? ¿Protestar? "Si no nos dejáis soñar, no os dejaremos dormir".
Antes se protestaba contra la opresión, ahora los niveles de marginación son tan altos que parece que hoy los que protestan buscan ser explotados. "Se alquila esclavo económico". Estamos en los tiempos de la confusión, la confusión adrede. La cosa siempre ha sido la de siempre, pero hoy la niebla no permite ver el asunto. "Esto no es una cuestión de izquierda contra derechas, es de los de abajo contra los de arriba".
Al sistema le basta repetir las mismas promesas en cada elección y parece que a la gente le basta creerlas cada vez que le piden el voto, pero eso ya no es suficiente. O cambia la situación o nos lleva candanga. "Mis sueños no caben en tus urnas".
¿Qué será peor: la promesa o la explicación de porque no se cumple? Lo triste es que ya comienza a haber voces que justifica el no cumplimiento de la  promesa y esas voces no son de los que hacen la promesa, sino de los  que reciben la  promesa. "¡Nos mean y dicen que llueve!". 
En estos tiempos, la producción de alimentos ha alcanzado cotas nunca antes sospechadas por la humanidad, sin embargo, las hambrunas son aún una trágica noticia. El desarrollo tecnológico está en la más elevada cima histórica, sin embargo, aún hay gente que nunca ha visto un foco incandescente brillar. Hoy se habla de millones, billones y trillones y sin embargo, la  pobreza ha ido en aumento. Recuerda que ahora somos más. “No falta el dinero. Sobran ladrones". Hay que hacer algo y pronto. La vida de mucho está en juego. Pero parece no importar. Nos hemos acostumbrado. ¿Qué hacer? "No apagues la televisión... Podrías pensar".
Publicar un comentario