domingo, 25 de abril de 2010

INSTRUCCIONES PARA AGRAVAR UN PROBLEMA


“A tu tía Paca se le ha aparecido un problema al revés del mío. Cuando toma café no puede dormir, yo cuando duermo no puedo tomar café.”
Anónimo

Dada la gran cantidad de gente que día tras día hace lo necesario para ser infeliz, hemos decidido dar algunos consejos simples para garantizar vivir metido en problemas. El primero es ser perfeccionista en un mundo imperfecto. Esa es la manera más perfecta de vivir frustrado. El segundo consejo es que hay que sentirse mal y decidir que es sensato vivir ansiosos y afligidos. Así el tiempo que necesitamos para resolver los dilemas, lo gastamos en estresarnos.


El tercero es creer que no atinar al primer intento es fracasar para siempre. Con este pensamiento, pronto vamos a perder toda estimulación y nos rendiremos prontamente. El cuarto consejo es vivir enojado. Así ahuyentamos a los aliados y tenemos una razón más para seguir irritados y llenos de furia. Para seguir el quinto consejo es necesario nunca hacerse responsable de nada y siempre culpar a los demás. Hay que perennemente asumir el papel de víctima. Pensar que los problemas se resuelven solos, es el sexto consejo.


El séptimo consejo, el de la buena suerte, es nunca perdonar los errores ajenos y nunca pedir disculpas por los propios deslices. Para cumplir con el octavo consejo, basta pensar que sólo existe una forma de solucionar los problemas, por supuesto que ese modo es el nuestro.


El noveno es siempre, siempre, siempre, siempre, siempre ser arrogante frente a la crítica. El décimo y último consejo es sobrevalorar nuestras acciones y desvalorar lo hecho por los otros. Hermano, hermana, te garantizo que si sigues al pie de la letra estos humildes consejos vas a vivir una vida llena de amarguras y serás un hombre o una mujer infeliz. Es más, puede ser que hasta sea una vida corta la tuya, pues lo más probable es que vivas enfermo y te mueras rápido.
Publicar un comentario