sábado, 23 de agosto de 2014

DE LA EXISTENCIA

“¿Que significa aquí que la existencia precede a la esencia? Significa que el hombre empieza por existir, se encuentra, surge en el mundo y después se define.”
Jean Paul Sartre
Si el devenir, el constante cambio, es causa de sí en si mismo, es decir, que es su propio origen, entonces, el devenir es principio de todo lo que existe y de la evolución del universo. Que el devenir sea parte de un plan maestro o mero fruto del azar es una discusión inútil y sin fin. Es imposible dar una respuesta final y contundente a tal dilema, sólo se pueden proclamar credos en una u otra dirección que, para sostenerse en el tiempo, han de estar eternamente vigentes y, por tanto, han de contradecir al mismo devenir.
Si la realidad, lo que existe, es consecuencia directa del devenir, del constante acontecer; y si el conocimiento, lo que puede saberse de la realidad, es resultado de la experiencia con ella, el pensamiento es un derivado de la realidad y siendo ésta cambiante, él, el pensamiento, también debe serlo. Vistas así las cosas, ningún concepto puede considerarse eternamente inalterable. La relación entre el sujeto que quiere conocer y la realidad que se puede conocer, se interrumpe si es  condicionada por preconceptos y pensamientos estáticos. Es cierto que heredamos de nuestra cultura un conjunto de nociones que nos facilitan el entender e interpretar el mundo donde vivimos, pero si dichas generalidades las convertimos en dogmas y abandonamos la práctica del escrutinio y la crítica, terminaremos por no comprender la realidad, por enajenarnos.

Si no hay pensamiento previo a la experiencia con la cambiante realidad, tampoco hay postulados sempiternos que sirvan de receta universal, que indiquen cual es el comportamiento correcto. El individuo queda así forzado a responsabilizarse de su propio devenir, de su propia vida. No le queda más camino que decidir cual será su conducta ante una situación específica. No decidir también es decidir. La existencia es decidir. Así asumimos el devenir.
Publicar un comentario