martes, 14 de noviembre de 2006

HEURISTICAS

ALEJANDRO MAGNO, JULIO CÉSAR Y EL FÚTBOL
Hay dos capítulos en la historia (o quizá la leyenda) que han impactado mi vida profundamente. El primero de ellos es aquel donde Alejandro Magno resuelve el dilema del Nudo Gordiano. Se decía que quien fuera capaz de desatar el famoso y difícil nudo se convertiría en el gobernador de Asia. Muchos lo intentaron, pero en vano. El mismo Alejandro fue incapaz de desatar el nudo gordiano, así que sacó su espada y lo cortó de un tajo. La expresión nudo gordiano se usa para referirse a una situación complicada, sólo resoluble mediante una acción rápida y decisiva.
El segundo, es la resolución tomada por Julio César frente al Rubicón, antiguo río del centro de Italia. En el siglo I a.C., marcaba la frontera entre Italia y la provincia romana de la Galia Cisalpina. En el 49 a.C., Julio César realizó su famoso paso del río Rubicón después que el Senado romano le prohibiera entrar en Italia con su ejército. Esta acción inició una guerra civil entre sus fuerzas y las de Pompeyo Magno. La frase pasar el Rubicón significa aún hoy dar un paso decisivo para emprender una acción arriesgada. Por cierto, la guerra la ganó Julio César.
Cuando pienso en momentos cruciales y en toma de decisiones, siempre evoco estas dos escenas.
El pasado Mundial de Fútbol Alemania 2006, estuvo rico en goles fruto de disparos a larga y media distancia. Los famosos trallazos, que, cual rayos del Olimpo, traspasaron las porterías de los contrarios, reduciendo a polvo sus sueños e ilusiones. Particularmente hubo uno que me impactó. El domingo 25 de junio, las selecciones de Ecuador e Inglaterra se enfrentaron en octavos de final. Ambos equipos demostraron un gran poderío defensivo. Tanto, que bien parecía que el juego se iría a tiempos extras y cuidado, hasta la definición por tiros penales. Pero bastó un error, una falta en el peor de los momentos, el cobro de un tiro libre, el bombazo y el gol. David Beckham anotó el tanto que dio el pase a Inglaterra y dejó en el camino a Ecuador.
¿Será que sólo eso se puede hacer con las oportunidades, tomarlas y punto?
Publicar un comentario