domingo, 11 de septiembre de 2016

CATARSIS SEGÚN GRAMSCI

“Se puede emplear el término catarsis para indicar el paso del momento meramente económico (o egoísta pasional) al momento ético-político.”
Antonio Gramsci
¿Qué ocurrió en Panamá entre 1969 y 1979? Entre otras cosas: se consolidó el liderazgo a lo interno de la Guardia Nacional del General Omar Torrijos, se instaló el llamado Proceso Revolucionario, comenzaron y culminaron las negociaciones para un nuevo tratado del canal, se inició una reforma educativa. En la década siguiente se desmontó todo lo que olía a izquierda dentro del estado panameño. Y los gremios docentes fueron claves en dicho desmantelamiento.
En 1978 comenzaron los docentes a reclamar aumentos salariales y otros derechos muy válidos. Al año siguiente, las exigencias, además de los asuntos gremiales, también incluyeron la derogación de la Reforma Educativa llevada adelante por el gobierno de Torrijos. La reforma fue acusada de comunista y por eso fue defenestrada. Dicho movimiento fue el primero de muchos otros que, finalmente, concluyeron en la ADOC (Alianza Democrática de Oposición Civilista) que fue la coalición electoral propuesta por los más recalcitrantes sectores de la derecha criolla. La ADOC ganó aplastantemente las elecciones de 1989, pero el presidente y los vicepresidentes electos tomaron posesión en una base militar estadounidense ubicada en territorio panameño.
Desde esta óptica, la Invasión del 89 fue para evitar que el movimiento de masas nacido con una huelga de maestros, avivada por el asesinato de Hugo Spadafora y consolidada en el triunfo electoral de la ADOC tomase un rumbo auténticamente democrático.
Para que esta catarsis gramsciana se repita y ocurra un movimiento de masas que termine por democratizar el país, hay que cambiar los actuales paradigmas, es decir, se necesita mucha, pero mucha educación. ¿Comprendes o vas a seguir chocando tu cabeza contra la pared?
Publicar un comentario