lunes, 11 de abril de 2016

EL PAPEL DE PANAMÁ

“No presenciamos la recomposición política-económica-militar del sistema como lo fue la reconversión keynesiana (militarizada) de los años 1940 y 1950 sino su degradación general. La mutación parasitaria del capitalismo lo convierte en un sistema de destrucción de fuerzas productivas, del medio ambiente, y de estructuras institucionales donde las viejas burguesías se van transformando en círculos de bandidos, novedoso encumbramiento planetario de lumpenburguesías centrales y periféricas.”
Jorge Beinstein

Los hechos. Nevada, Wyoming y Dakota del Sur son actualmente los paraísos fiscales más atractivos del planeta. Hace poco Panamá salió de la lista de sospechosos del GAFI. Se acaba de dar pública la infiltración conocida como los Papeles de Panamá. Entre los nombres mencionados no se encuentran los prominentes ciudadanos estadounidenses  Trump, Rockefeller, Cheaney, Soros, Bush. Entre las empresas mencionadas no se discrimina entre las que lavan dinero y las que no.
La pregunta obligada. ¿No es obvia la relación?
La conclusión obvia. El capitalismo es corrupto en sí mismo, se está reacomodando y no importa que rueden cabezas de los peones. A quién esté ofendido por las revelaciones (Inmorales, pero legales) le recomiendo que comience a ofenderse por vivir en una economía capitalista global.
Corolario.  El capitalismo tiene esclavos, siervos, empleados, empleados de confianza, socios minoritarios, socios mayoritarios y dueños. Esto vale tanto para personas, empresas, países y grupo de países. Los dueños son imprescindibles. Todos los demás son sacrificables. La globalización neo liberal se sostiene en este orden jerárquico. Ni Panamá ni los panameños somos dueños. Somos sacrificables.
Ahora sí, el final finalísimo:
Condenar, por inmoral, a las empresas off shore sin señalar que el capitalismo es en esencia un sistema económico inmoral, es una inmoralidad.
Disimular el actual escándalo con el discurso patriótico es una gran inmoralidad. Sumarse a dicha campaña, sin considerar la vulgar manipulación, es una ingenuidad.
Es necesario señalar que los Estados Unidos de América y Europa tienen un grave problema fiscal, ellos no pueden controlar a sus millonarios y pretenden, como siempre, trasladar a un tercero su problemática. Francia está próxima a elecciones y busca a un chivo expiatorio para justificar el fracaso en el cumplimiento de las promesas electorales de quien pretende reelegirse: François Hollande.

La globalización neo liberal está creando un nuevo orden mundial. Ello implica la imposición de medidas económicas, políticas y hasta culturales. Estos mandatos buscan resolver la crisis planetaria, por supuesto que a favor de los dueños del capitalismo, pero terminan creando otros conflictos acompañados de sus respectivas miserias, por supuesto que para los que no son dueños del capitalismo. El escándalo conocido como los Papeles de Panamá no es más que el aviso de la próxima crisis financiera del capitalismo y de la cual, me parece, esta vez no vamos a poder salir ilesos.
Publicar un comentario