domingo, 15 de abril de 2012

LA LITERATURA PANAMEÑA Y LA IDENTIDAD NACIONAL


Alto (Dece Ereo-Panamá)
 
“Pero la literatura, como cualquier otro discurso, está no sólo inserta en la realidad, sino que es un modo de construir, conocer y atravesar esa realidad.”
Luís Martín Cabrera
La historia tiene dos versiones: la oficial que se encuentra en los libros de textos, y la literaria que se está en las novelas. Habrá quien diga que esta última no es fiable, pues es la opinión del autor, pero muchos acontecimientos no se hubiesen conocido sin la literatura.
Para muestra un botón. Aquí en nuestra patria panameña, comparemos los textos de historia tradicionales con las novelas del insigne Joaquín Beleño, específicamente, GAMBOA ROAD GANG. En los primeros, lo más probable es que no encontremos mención alguna sobre el régimen discriminatorio de las leyes penales vigentes en la entonces Zona del Canal, sin embargo, la obra mencionada nos ayuda a comprender cabalmente el significado profundo de la palabra racismo. ¿Quieres saber como eran tratados los del silver roll? Lee esta novela.
La identidad panameña se fue perfeccionando a lo largo del siglo XX en oposición a la ocupación colonial de la zona de tránsito. En los informes oficiales, emanados de los documentos gubernamentales y empresariales, ello no fue así, como que las relaciones entre Panamá y los Estados Unidos de América siempre estuvieron caracterizadas por el respeto y la buena convivencia. No por gusto fechas como el 9 de enero de 1964 y el 20 de diciembre de 1989, son obviadas o minimizadas sus consecuencias.
La literatura panameña es vital en la formación de ciudadanos. Por ella se puede conocer historia nacional no oficial, es decir, no tergiversada por los intereses políticos y económicos. ¿Acaso nuestra separación de Colombia no está nublada por la llamada leyenda dorada? Además, leer novelas históricas es la excusa perfecta para una conversa entre amigos patriotas. ¿Verdad?
Publicar un comentario