domingo, 18 de septiembre de 2011

LA RUTA DEL ARROZ


Verano en blanco (Dece Ereo-Panamá)

“Lo importante es ir sin prisa, pero sin pausa.”
Adriano Corrales

La verdad es que no veo mega soluciones que nos resuelvan la giga crisis en la que estamos sumergidos. Pienso que así como estamos, en zozobra y angustia, con hambre y enfermos, en guerra y muerte, bien podemos pasarnos los próximos 200 años. ¿Será lo mismo a niveles más humildes? ¿El individuo, la familia o el barrio pueden hacer algo? ¡Sí! ¿Qué? ¡Sobrevivir! En estos tiempos estamos obligados a no rendirnos.

En los últimos diez años, durante mis vacaciones de verano, he estado viajando por Centro América, atestiguando que a nivel micro hay mucha gente resistiendo el huracán económico que nos atormenta. Poetas, pintores, teatreros, bailarines, armados con su quehacer cultural, se han lanzado al ruedo y le han declarado la guerra a la deshumanización. A estos viajes se me ocurrió llamarlos la Ruta del maíz.

En Panamá también hay mucho artista y promotor cultural que no sólo está preocupado por la situación, sino que están haciendo algo al respecto. Por supuesto, la mayor cantidad de actividad culturosa se da en la ciudad capital, pero en el interior está ocurriendo algo y ese algo es un algo interesante. La periferia de la metrópoli canalera está ávida de eventos culturales artísticos. Y los interioranos están comenzando a hacer algo al respecto.

Por invitación de amigos de Coclé, Veraguas y Chiriquí, retomé la Ruta del arroz, la del interior de Panamá y resultó ser una buena decisión. En medio de la crisis algo maravilloso está pasando. Pienso que ese algo es que la mejor editorial no es una empresa transnacional, la mejor editorial es la gente y más cuando te preguntan: ¿Y usted aprende algo cuando escribe?
Publicar un comentario