domingo, 5 de junio de 2011

DEL AZUL AL GRIS

Colmillos (Dece Ereo)

Uno de los últimos títulos dados a nuestro mundo es el de PLANETA AGUA y es obvia la razón de ello. A pesar de su nombre, alrededor del 70% de la Tierra, no es tierra, es agua. La comunidad científica es unánime al afirmar que el origen de la vida se dio dentro de los mares primitivos. No es de extrañar entonces que los seres vivos estemos compuestos por más agua que sólidos. De poder ver a nuestro planeta desde el espacio exterior, los colores dominantes serían el azul, el blanco, el verde y el marrón. De cuatro colores, tres se deben a la presencia del agua. El azul es efecto del agua sirviendo de espejo a la oscuridad azabache en la que está inmerso el planeta, el blanco es de las nubes fruto de la evaporación del agua y el verde proviene de las plantas vivas y rebosantes de agua. Definitivamente, PLANETA AGUA es un título más que adecuado para nuestro mundo. Pero, ¿qué ocurriría si se mantienen los niveles de contaminación industrial que registramos ahora mismo? ¿Podría ser que el azul del planeta deje de serlo y se transforme en un opaco gris? Un escéptico afirmaría que las cantidades de líquido vital son tan gigantescas que sería prácticamente imposible cambiarle sus propiedades como para que deje de reflejar el azabache cósmico. Sólo recuerdo que muchas catástrofes no se evitaron, simple y llanamente, porque fueron etiquetadas de imposibles. Pero está bien, aceptemos el argumento y reduzcamos la extensión. Contentémonos con reflexionar sobre una región específica: Centroamérica. La Ciudad de Panamá no hace mucho sufrió, por más de 70 días, la peor crisis de agua registrada en lo que va del siglo XXI. La Tacita de Oro, famosa por la calidad de su agua, se quedó a secas. En muchas otras ciudades centroamericanas, la situación de sequía en los acueductos es permanente y en muchas otras que sí tienen agua, ésta no es potable. Pudiera ser que para los extraterrestres nuestro planeta siga siendo azul durante muchos más años, pero de mantenerse los actuales niveles de contaminación de agua, la vida de mucha gente, en especial centroamericanos, será cada día más gris.
Publicar un comentario