lunes, 12 de noviembre de 2007

ÚLTIMO DIÁLOGO CON ADRIANO


“La amistad, la solidaridad, la memoria colectiva e individual, la paz, el amor, la ensoñación creadora, en fin la vida; son la respuesta que nuestros pueblos globalizados deben enarbolar para no sucumbir ante el tremendismo neoliberal que plantea una única salida capitalista plagada de frustración deshumanizada, es decir de necrofilia.”
Adriano Corrales Arias
Muchas voces ya declaran que las guerras del futuro serán por el control de recursos naturales tales como el agua potable. Lo único que, humildemente, puedo añadir a dichas declaraciones futuristas es que esos conflictos, de darse, serán con piedras y palos, y no con las armas convencionales de las cuales hoy sabemos de su uso. A los fusiles los reemplazarán los biombos y las resorteras. ¿Qué por qué digo tal salvajada? Porque muy en lo íntimo de mi ser; pienso, creo y siento, que la civilización tal y como la conocemos hoy en día, no sobrevivirá los actuales conflictos de las guerras por el petróleo. Con el calentamiento global, los muertos provocados directamente por la guerra, el resurgimiento impetuoso de viejas enfermedades, el crecimiento criminal de la pobreza, las hambrunas cada vez más comunes, la tóxica contaminación ambiental y el poder arrollador del mercado deshumanizado, bien pudiéramos estar hablando de las siete plagas de este Egipto que ahora es el planeta entero.
¿Y qué podemos hacer nosotros los ciudadanos silvestres? No habitamos la Casa Blanca, ni siquiera tomamos las decisiones finales en el Palacio de Las Garzas, entonces, ¿qué podemos hacer? ¿Resignarnos y esperar el final del estilo de nuestras vidas? Creo que esa es la respuesta, sí, terminar con nuestro estilo de vida. Apartarnos del consumismo, y por lo tanto, de la producción extrema de basura; con cada producto inútilmente comprado, arrojamos más basura al planeta. Dejar la vida narcisista de creernos el centro del universo y reconocer el derecho a la vida que tienen los otros. En pocas palabras, abandonar la necrofilia.
Publicar un comentario