domingo, 12 de marzo de 2017

PARA SALVAR AL SIGLO 21

“Nuestra esencia, aquello que nos definirá, es lo que construiremos nosotros mismos mediante nuestros actos.”
Jean Paul Sartre
Por alguna extraña razón hay quienes insisten en pensar que el siglo 21 es la nueva centuria de las luces. Pues serán los destellos luminosos de las ráfagas de metralla y de las bombas, porque eso es lo que ha abundado en estos últimos 3 lustros. Años en los cuales el mundo occidental está cosechando lo que sembró, en general, a lo largo de su historia, y en particular, en el pasado siglo 20.
Un par de ejemplos. El nueve de septiembre de 2001 ocurrió el más grande acto terrorista consumado en territorio estadounidense y tal acción fue la excusa para las subsiguientes guerras en oriente medio. Alkaeda, grupo extremista responsable del derrumbe de las Torres Gemelas, fue armado y entrenado por los Estados Unidos para enfrentar a las tropas soviéticas invasoras en Afganistán. Cosa parecida ocurrió con Sadam Hussein quien fue utilizado para hacerle la guerra a los ayatolas iraníes. Los grupos terroristas y los dictadores sangrientos son creados y depuestos de acuerdo a los intereses del capital. Las guerras no van a acabar porque son un gran negocio.
La actual bomba migratoria de africanos a tierra europea, es producto de la pobreza generada por las constantes guerras intestinas, guerras que al final benefician a los grandes consorcios que terminan por apropiarse de los múltiples y ricos recursos de África. La migración no va a acabar porque la desesperación africana crece y crece.
Hay otros ejemplos que en lo personal me dan malas señales con respecto a lo que esta por venir en este siglo. ¿Estaré equivocado al afirmar que esta es la centuria donde seguiremos cosechando las desgracias sembradas por el capitalismo?
Publicar un comentario