domingo, 20 de septiembre de 2015

LA IMPROVISACIÓN COMO POLÍTICA DE ESTADO

“Si queremos que todo siga como está, es preciso que todo cambie.” 
Giuseppe Tomasi di Lampedusa        
El próximo lunes 21 de septiembre, el Ministerio de Educación de Panamá comienza un experimento con una veintena de escuelas: implementar la jornada única, que en los colegios se labore de 7 de la mañana a 3 de la tarde. Mi opinión al respecto es la siguiente: ¡Jajajajaja!
Doy mis razones. El gobierno pasado y su ministra Lucy Molinar crearon "las escuelas de la excelencia" que tenían jornada completa y tuvieron que olvidarse de tal horario por no poder garantizarles almuerzos a los estudiantes. ¿Las familias, mal acostumbradas por los subsidios, asumirán ese costo extra o los infantes serán candidatos a sufrir desnutrición?
Para que todas las escuelas tengan jornada única hay que aumentar en por lo menos dos tercios el número total de aulas. Las actuales estructuras en su mayoría se están cayendo y no hay recursos para resolver ese problema. ¿Y van a poder construir nuevas escuelas?
Con la población estudiantil dividida en dos jornadas la ciudad de Panamá está ahogada en tranques. Con todo el estudiantado entrando y saliendo a la misma hora, las filas de autos serán de varias decenas de kilómetros. Si hoy en día un estudiante tiene que abordar el autobús, por tarde, a las cinco de la madrugada, ¿a qué hora deberá hacerlo con la jornada completa?
La hipótesis de las autoridades es que el tiempo extra en las escuelas es tiempo que los jóvenes no estarán en las calles. Es decir, confirman la intención de convertir los colegios en guarderías. ¿Cómo es el ambiente en las escuelas? ¿Están libres de pandillas? ¿De acoso escolar? ¿De violaciones a los derechos humanos? ¿Cuáles son los planes de contingencia del ministerio?
Y sólo para que quede claro, si implementan la jornada única a nivel nacional eso se va a traducir en un aumento sustancial a mi salario. ¿Hasta cuándo la irrazonable improvisación? ¿O lo absurdo es el verdadero objetivo en Panamá? Repito mi opinión sobre el tema: ¡Jajajaja!
Publicar un comentario