sábado, 11 de mayo de 2013

PALABRAS A LA XI PROMOCIÓN DE EGRESADOS DEL DIPLOMADO DE CREACIÓN LITERARIA UTP



Hace poco celebramos el Día del Escritor y la Escritora Panameña. Recuerdo el tercer debate de la entonces Asamblea Legislativa que aprobó la ley que creó esta festividad. Fue aquí, en las instalaciones de la Universidad Tecnológica de Panamá. Recuerdo los argumentos a favor del proyecto de las entonces legisladoras poeta Gloria Young y profesora Susana Richa de Torrijos, también los del escritor Rafael Ruiloba que fungía como Director del Instituto Nacional de Cultura. Pero sobre todo recuerdo, y lo recuerdo muy bien, la respuesta que dio un ingeniero a la pregunta: ¿Por qué la Universidad Tecnológica está interesada en dar un reconocimiento a los escritores panameños? Aquel ingeniero contestó: la pregunta no es por qué estamos interesados, la pregunta es por qué nos tardamos tanto. Estas no fueron palabras ni de un cuentista ni de un novelista, estas fueron palabras de un ingeniero, un profesional que según los estereotipos dominantes en este país no tendría por que interesarse en el tema. Pero precisamente dicho interés fue quien hizo historia y por dicho interés desde la Universidad Tecnológica de Panamá se gestionó la instauración del Día del escritor, de la Medalla Rogelio Sinán y de, lo que hoy nos convoca en esta sala, el Diplomado de Creación Literaria.
Hoy culmina el Décimo Primer Curso del Diplomado, pero los hoy graduados recién comienzan el largo camino para profesionalizarse como escritores y escritoras, hoy han de comprometerse con su formación permanente, con el investigar a conciencia sobre los temas que han de escribir, con la búsqueda del dominio técnico que les permita escribir textos donde no falten ni sobren las palabras. Hoy, también, tienen la oportunidad de decidir si este caminar lo han de hacer en solitario o acompañados de amigos y amigas.
Hace 86 años 10 amigos hicieron juntos este caminar. Sus nombres de pila: Jorge, Pedro, Rafael, Federico, Dámaso, Gerardo, Luís, Vicente, Manuel y Emilio. Un grupo de amigos que compartían sus versos y la vida. ¿Quieren saber sus nombres y apellidos? Esos 10 amigos eran ni más ni menos: Jorge Guillén, Pedro Salinas, Rafael Alberti, Federico García Lorca, Dámaso Alonso, Gerardo Diego, Luís Cernuda, Vicente Aleixandre, Manuel Altolaguirre y Emilio Prados. Ellos fueron la Generación de la Amistad mejor conocida como la Generación del 27. Ellos fueron amigos y como amigos hicieron historia.
Décimo primera promoción, te invito a que hagamos historia juntos. Ya la Universidad Tecnológica de Panamá hizo lo suyo, tenemos la oportunidad de hacer lo nuestro. Pero no podremos hacer lo nuestro si lo hacemos apostando a un juego muy popular entre los escritores y escritoras, el juego del yo-yo: yo soy el presidente, yo tengo tal título, yo tengo estos premios, yo publiqué aquí, yo fui homenajeado allá. Yo, yo, yo, yo, yo. Y por estar enredados en ese fatal hilo nos perdemos lo mejor del jugar en equipo y la satisfacción de alimentar con nuestras letras a esta patria. Esa es la razón por la cual la sociedad panameña nos trata con bastante indiferencia. Para ególatras y megalómanos a los istmeños nos bastan los políticos.
Egresados de la Décimo Primera Promoción los invito a que hagamos historia, a que cortemos el hilo del yo-yo y comencemos a tener nuevas e innovadoras formas de relacionarnos entre nosotros, así Panamá tendrá motivos para vernos con ojos entusiastas. Sin embargo, demos un paso a la vez. Egresados del Diplomado en Creación Literaria, amigos de la literatura, todas y todos, ganémonos el derecho a ser escuchados por una prestigiosa institución del estado panameño: la Universidad Tecnológica de Panamá. Demostremos que cada minuto invertido en nuestra formación literaria no fue un acto marginal, sino por el contrario, una excelente inversión. Unámonos, organicémonos y trabajemos, que si hacemos lo nuestro, quien sabe, a lo mejor dentro de 86 años seremos conocidos como la Generación del Diplomado, la que hizo la diferencia. Felicitaciones Décimo Primera Generación. Bienvenidos a este caminar, donde el camino no está construido, donde el camino lo hacemos caminando. Hagámoslo juntos. ¿Por qué no?
****************
Ya tenemos algunas cosas adelantadas: el próximo jueves 23 de mayo será la próxima sesión del Círculo de Lectura Creación Literaria-UTP, en el Memorial "Rogelio Sinán" (Edificio # 3, planta baja), de 6:00 a 8:00 p.m. y el sábado 25 de mayo realizaremos nuestra siguiente asamblea de egresados interesados en unirnos, organizarnos y trabajar; será en el salón Mentes Brillantes de la Biblioteca de la UTP, edificio no. 3, de 10 de la mañana a 12 medio día. Próximamente saldrá a la luz nuestra primera publicación, la antología Más que Contarte que recoge textos de las diez primera generaciones de egresados. Tranquilos décima primera promoción. Estamos seguros que, con el entusiasmo que tenemos y la manifiesta buena disposición de la Editorial de la UTP, no habrá que esperar 10 años para el siguiente libro. Ya una comisión está trabajando en realizar en este semestre una actividad cultural, sea un recital poético o una lectura de cuentos. En nuestro plan de trabajo tenemos pensado crear círculos de lectura, pienso que podemos contribuir al proceso educativo de la UTP, es un hecho comprobado que el dominio de las matemáticas pasa por la comprensión lectora, por ende, quizás podamos involucrarnos con los círculos de lectura que ya existen en esta universidad y formar otros nuevos; necesitamos más ingenieros  como el mencionado al inicio de mi intervención. También cabe la posibilidad de promover talleres de creación literaria entre la familia utepeísta y así aumentar el número de estudiantes, docentes y personal administrativo participantes en los concursos literarios que organiza esta universidad. Tenemos sueños, tenemos planes, hay mucho trabajo por realizar. Podemos trabajar en solitario o en compañía de las amigas y de los amigos. Te invito a que lo hagamos juntos. Muchas gracias.
Publicar un comentario