sábado, 13 de diciembre de 2008

EL ARTE ES LA DIFERENCIA


“El nosotros es tan natural como el yo, pero sólo se produce en la madurez del espíritu. Se concreta cuando todas las batallas del individuo se han ganado o se han perdido, según se mire.”
Alicia Montesdeoca
Hace unas semanas, en el museo de la ciudad de Santiago de Veraguas (República de Panamá), un grupo de amigos nos reunimos para realizar un homenaje a la memoria del pintor Raúl Vázquez. El local estaba repleto, los asistentes lo llenaban de una pared a la otra. No está demás ser reiterativo: cada vez que se inhalaba, se respiraba un saludable aire de amistad. Nuestros anfitriones así lo garantizaron. Hubo varias alocuciones. Pero las palabras que más me llamaron la atención fueron las del poeta colonense Jorge Vélez Valdez. Él afirmó que gracias al arte, nos diferenciamos de las otras especies biológicas. No mencionó ni a la ciencia, ni a la religión. Ni siquiera habló de cultura. Fue categórico: el arte nos diferencia de los animales.
Pronto me trasladé a las primeras habitaciones de los homo sapiens. En ellas, luego de largas jornadas de cacería, nuestros antepasados se dedicaron a pintar las paredes, a confeccionar collares, rudimentos de adornos cerámicos. Alguien podrá decirme que muchos de esos artefactos contenían un fuerte significado religioso. Y eso me lleva a evocar a los papas romanos y su debilidad por la pintura, la escultura y la arquitectura. ¿Qué hubiese sido de Miguel Ángel y la Capilla Sextina sin el mecenazgo de Julio II, el papa guerrero? Algún otro podrá refutarme que es en la ciencia donde la humanidad ha desarrollado sus mayores capacidades, pero inmediatamente recuerdo que uno de los elementos que determinaban la valides de las ecuaciones matemáticas de Alberto Einstein era su estética, su belleza.
En el museo de Santiago, gracias a las palabras de Vélez Valdez, todos los presentes recordamos que la mayor muestra artística de nuestro recordado Raúl fue su propia vida: una especial actitud frente a la enfermedad y sobretodo, su vertical amistad.
Publicar un comentario